El mundo cacharril

Los indispensables

En toda cocina que se precie tiene que haber una serie de utensilios, para hacer más fácil el trabajo en la cocina y al cocinero.

Hola amigos.

Hoy os traigo algo diferente a lo que os tengo acostumbrados, no son mis ricas recetas, jajaja, sino una de mis grandes dudas existenciales sobre el mundo cacharril.

Antes de tener este blog, y de conoceros, no sabía mucho sobre  utensilios de cocina y repostería, sólo lo justo. Cuando iba a una tienda y veía un artilugio extraño, me preguntaba "¿Qué será esto?" y "¿Para qué se utilizará?". Por vergüenza, o por lo que fueran a pensar los dependientes de mí, al preguntar  el uso  de dicho utensilio, no decía nada, y me daba media vuelta, así que me quedaba con la duda de la utilidad de dicho artilugio. Los que me conocéis un poco, sabéis que soy un poco curiosona, y no puedo evitar buscar soluciones a problemas, que a veces yo misma me planteo y me busco, jajaja. En mis averiguaciones me di cuenta, que muchas personas estaban en mi misma situación de ignorancia cacharril, y pensé "¿Por qué no hablar de ello en el blog?". Seguro que muchos de vosotros sabéis de ésto mucho más que yo. No intento dar una "masterclass", ni nada por el estilo, lo único que quiero es ayudar a esas personas, que están como yo, perdidas con tanto utensilio que vemos por comercios, y que últimamente están tan de moda. Tras varias investigaciones por tiendas de mi ciudad y por Internet, he encontrado un mundo maravilloso e interminable de cacharros que podemos utilizar en nuestra cocina, para hacer y presentar nuestros platos, tanto salados como dulces.

Hoy os voy a hablar de algo muy simple, que todos conocemos y tenemos en nuestra casa, por lo menos uno seguro que sí. Los moldes, un mundo infinito.

El significado de molde es: "Recipiente o pieza hueca donde se echa una masa líquida o blanda, que toma la forma del recipiente al volverse sólida". Los moldes son muy útiles y necesarios en nuestra cocina, y nos ayudan a confeccionar unos platos muy vistosos y casi perfectos.  Hay moldes de diferentes materiales:
  1. De metal (Aluminio, Aluminio antiadherente, Aluminio pulido, Acero, Acero estañado, Acero inoxidable, Chapa de acero).
  2. Silicona.
  3. Plástico.
  4. Cristal.
  5. Cerámica.
  6. Papel. 
  7. Madera.
Para que no se haga muy larga la entrada, hoy vamos a hablar de los de metal. Una cosa que he descubierto en mis averiguaciones, es que existen moldes de metal claros y oscuros. Los claros reflejan el calor, por lo tanto el bizcocho se dora más lentamente, y los oscuros con acabado mate, absorben más calor, y permiten acortar el tiempo de horneado, se dora más la corteza del bizcocho y se hace más fácil sacarlo. Es algo curioso que nunca me había parado a pensar, si no es por mi curiosidad no me hubiera enterado.
Hay infinidad de tamaños y formas de moldes; veamos primero los distintos modelos de moldes para bizcochos y tartas:
  • Molde redondo alto y móvil.
  • Molde redondo desmontable.
  • Molde desmontable dos usos.
  • Molde cuadrado.
  • Moldes cuadrados desmontables.
  • Molde redondo bajo y móvil.
  • Moldes de diferentes formas (corazón, personajes, animales, etc...)
  • Molde rectangular móvil.
  • Molde redondo rizado y móvil.
  • Molde brazo de gitano.
  • Molde cake.
  • Molde semicircular.
  • Molde canelé.
  • Molde Ángel food.
  • Molde savarin.
  • Molde bizcocho "kugelhopf".




- Los moldes altos y desmontables vienen muy bien para hacer bizcochos altos, o para el famoso Layer cake. El Layer cake es una tarta que se hace de varias capas de bizcocho, unidos por un relleno, (mermeladas, cremas,etc…) y cubierto, en ocasiones, con un glaseado. Pueden ser de dos, tres, o más capas.

- Los desmontables, tanto redondo como cuadrado, van muy bien para hacer, por ejemplo, tartas de queso y de tres chocolates.




- Los Layer cakes, se pueden elaborar, bien con los moldes bajos, bien con los altos. Al hacerlos individuales podemos ir variando el sabor de cada bizcocho, y así, hacer combinaciones diferentes. Por ejemplo, poner un bizcocho Red Velvet con otro blanco o de chocolate, o ir cambiando los colores de los bizcochos.

- Con los moldes de formas, como su nombre nos dice, se moldean bizcochos de figuras, que luego se pueden decorar a gusto de cada uno. Hay miles de diferentes figuras: corazones, balones, personajes, etc...

- Los moldes rizados, están bien para hacer tartas de frutas, tartaletas y quichés dulces o saladas. Su borde rizado le da un toque elegante a este tipo de tartas.




- El brazo de gitano es un bizcocho cubierto de mermelada, crema o chocolate y luego enrollado, puede estar decorado con azúcar glasé, cubierto de chocolate, merengue, nata, etcétera.

- El molde de cake lo podemos utilizar para elaborar plum cake, pudin  o pan de molde. El plum cake es un bizcocho que se elabora con frutas confitadas y uvas pasas, aunque se puede hacer sin nada, esa es la libertad que tenemos a la hora de cocinar, que podemos variar los ingredientes a nuestro gusto.

- Los moldes semicirculares se utilizan para elaborar bizcochos con una bonita forma, y para hacer troncos de navidad.




- Los moldes canelé reciben ese nombre por su forma acanalada, se utilizan para preparar el Cannelé Bordelais. Son unos bizcochos franceses, muy jugosos y de pequeño tamaño, originarios de Burdeos.

- El molde del Ángel food se utiliza para elaborar el pastel que lleva el mismo nombre. El pastel de ángel es un bizcocho que proviene de Norteamérica. Se llama así debido a lo ligero que es, por lo cual se considera "comida de ángeles".

- El savarin es un bizcocho de origen francés, elaborado en forma de rosca, bañado con almíbar y nata.

- Y por último, pero no menos importante, tenemos el molde kougelhopf, como se conoce en Europa, o Bund cake en EE.UU. Se trata de una especie de bizcocho, cuya forma característica se asemeja a la de una montaña. Hay muchísimos moldes con diseños muy llamativos.

Los siguientes moldes son los de flan, pudin y Áspic , y tenemos diferentes modelos:
  • Flanero rizado.
  • Flanero individual.
  • Flanero con tapa y cierres.
  • Molde de pudin rectangular.
  • Molde pudin con tapa.
  • Molde de Áspic




- El Flan es un postre que suele hacerse con huevos enteros, leche y azúcar.

- Estos moldes, no sólo sirven para hacer los flanes tradicionales, sino que podemos utilizarlos también para hacer Panna-cotta o el tan rico Coulant.

- Muchos de nosotros tenemos cocinas eléctricas, vitrocerámicas y de inducción, pero para los que sigan usando cocina de gas, hay un flanero específico para ellas. El flanero con tapa, con garantía asegurada.




- El pudin o budín, es un dulce de consistencia esponjosa, que se elabora con pan o bizcochos mojados en leche, a los que se suelen añadir frutas diversas, o frutas confitadas. Por otra parte, no sólo se hacen budines dulces, sino que  también tenemos el famoso pudin de pescado, que se elabora en este mismo molde.

- Llamamos Áspic, a la sustancia gelatinosa empleada en la elaboración de platos fríos de jamón, foie gras, mariscos, verduras e incluso frutas. Se trata de una gelatina con sabor, moldeada y aromatizada. Suele tener diferentes formas. La palabra "Áspic" procede del latín, y significa serpiente.

Los moldes de pan:
  • Molde de pan rectangular.
  • Molde baguette/ tejas.
  • Molde de pan formas.
  • Molde de pan con tapa y marcas.
 
 



- Este molde es el más conocido y utilizado. Es muy versátil, puedes usarlo para hacer pudin, plum cake, pan...

- El molde de baguette nos viene fenomenal para hacer tejas. Se utilizan las dos partes del molde, la montaña para las tejas y lo de abajo para poner las barras de pan. No se deforman, quedan perfectas.

- Con este molde podemos dar unas formas divertidas al pan, para preparar distintos sandwiches. Tienen forma de corazón, de flor y de estrella.

- Uno de mis moldes preferidos es éste. Con él, el pan queda perfecto, las rebanadas se marcan para poder hacer un corte limpio. La tapa tiene dos funciones, dar forma rectangular a la parte de arriba, y dorar más o menos el pan. Me explico: si lo horneamos con la tapa puesta, quedará menos dorado; si por el contrario nos gusta con corteza,  5 o 10 minutos antes de que termine de hornearse, lo destapamos, y nos quedará una corteza dorada.

Los moldes de magdalenas:
  • Molde de muffins.
  • Molde de cupcakes.
  • Molde de madeleine.
  • Molde de yorkshire.




- El molde de muffin, suele ser un poco más grande que el de cupcake, unos 6,5cm de base.

- Se suelen utilizar cápsulas de papel, tanto para hacer los muffins como los cupcakes, para que no se peguen al molde.

- Los moldes de cupcakes que nos podemos encontrar en los comercios, son de 12 y 6 cavidades, los mini tienen 24. La medida estándar de la base de los moldes de cupcake es de 5cm. Las cápsulas tienen que tener, prácticamente, la misma medida que el molde que vayamos a utilizar. Si no es así, se pueden deformar durante el horneado, y no quedarían muy bonitos a la vista.




- La Madeleine, es un pequeño bollo tradicional de la región de Lorena, concretamente de Commercy. En Francia se las conoce como Madeleines de Commercy. Tienen una bonita forma de concha, y los ingredientes son similares a nuestras magdalenas.
- El Yorkshire pudding, es una oblea de masa horneada en forma de cuenco, originario del Reino Unido. Tiene forma de base de tarta, con los bordes altos, su forma de cuenco está destinada a recoger los jugos de la carne que se asa en la parte superior del horno. Hoy en día es una de las guarniciones de los platos de carne de las comidas británicas. También lo podemos usar como recipiente, y rellenarlos con verduras o carne.

 A la vista de la gran variedad de moldes que existen, ésto resultaría interminable, así que, para terminar con este capítulo, os voy a dar una serie de recomendaciones a la hora de elegir vuestros moldes.

Consejos
  • Lo primero, ver vuestras necesidades. Ya que es imposible tener todos los que existen, lo mejor es elegir moldes que sean versátiles, que tengan más de una función. Por ejemplo: Un molde desmontable dos usos, con en que podamos elaborar Layer cakes, de queso, chocolate, savarin, e incluso de frutas.


 

  • Comprar moldes de calidad. No son tan caros, y merece la pena invertir en algo que, con un uso y mantenimiento adecuado, te puede durar el resto de tu vida. Os lo digo por propia experiencia, no merece la pena comprarlos en los todo a 100. 
  • Engrasar con spray desmoldable, o mantequilla y harina a su defecto, para poder desmoldar los bizcochos con facilidad.
  •  A la hora de limpiarlos, seguid las instrucciones. NO lavavajillas, NO estropajos, NO utensilios de metal. Es muy importante para una gran durabilidad.

Espero que toda esta información que os he dado, os sirva de ayuda  para futuras compras.

 Os espero.
 
Gracias por estar y por vuestros comentarios.

¡Feliz semana a todos!

¡¡¡Hasta pronto!!!

Fuentes: Internet (Wikipedia), catálogos.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar vuestro comentario, duda, consejo, lo que sea, será bien recibido. Vosotros le dáis vida al blog.
Os deseo un feliz día a todos.